Lidia Valldaura está detrás de TIQÜE. Después de haber trabajado durante más de 20 años para grandes marcas de moda, como directora comercial para España y Portugal, un día decide dar un giro profesional y emprender un nuevo camino creando su propia marca de joyas, para transmitir cómo ella afronta la vida: con positivismo, ilusión y felicidad.

Sus estudios de diseño, la pasión por la moda y sus amplios conocimientos comerciales se unen y dan paso a un concepto único e innovador: las joyas-amuleto, posicionándose en un segmento de mercado aún por explorar y viendo en él una oportunidad de negocio. “Soy una persona muy exigente, nunca me he conformado con la moda corriente si no que siempre he buscado prendas, calzado y complementos que marcaran la diferencia. En cuanto a las joyas, me costaba encontrar piezas que encajaran con mi estilo y mis exigencias, y que lograran aportarme algo más, que me transmitieran alguna sensación, por eso decidí crear mi propia colección.

La alta calidad de todas las piezas es el requisito primordial para su fabricación, porque lo que yo quiero para mí es lo que quiero para mis clientas: diseño, exclusividad, moda y calidad.

Vivimos en una vorágine que hace que el tiempo, la vida, pase muy deprisa. Para y date la oportunidad de apreciar los pequeños momentos de felicidad que ésta te ofrece: un café calentito, una amanecer, un beso… … ser feliz es más simple de lo que parece”.

Lidia Valldaura